Inicio / Foro / Ocio / No puedo sacrificar a mi perro...

No puedo sacrificar a mi perro...

22 de junio de 2010 a las 9:11

Hola a tod@s, os escribo porque estoy fatal, llevo cerca de un año sufriendo la artrosis degenerativa de mi perro. Lo tengo desde hace 3 años pero aprox. debe de tener 14 o 15 años. Lo adopté y lo quiero como si lo hubiera tenido siempre. El caso es que el perrito es un auténtico luchador, mas ganas de vivir no tiene nadie, lo sé, pero siento que está sufriendo muchisimo. Le tengo en tratamiento desde hace un año voy cada mes al vet para que le pinchen antiinflamatorio y analgesico...al principio funcionaba y el perro se encontraba mucho mejor, pero estas últimas veces ya no, apenas está bien un día, ha dejado de controlar sus esfinteres y se hace caca sin darse cuenta...Sé lo que tengo que hacer, pero no puedo. Por la calle camina, despacito, a mi no me importa porque le dedico el tiempo que haga falta, el problema es que se cae mucho, y siento que lo del paseo, aunque le gusta y se pone contentisimo cuando sabe que nos vamos a la calle se convierte en un infierno a los 2 minutos de salir...el quiere seguir, pero no puede. Creo que por lo demás está bien de salud, come poquito la verdad, cada vez menos, y en casa está todo el santo día tumbado en su camita, no da un ruido ni molesta. Pero es que no sé, ¡cuanto mas puede aguantar! Le quiero tanto que no puedo tomar esa decisión...me mira y es que no puedo, siento que le estoy traicionando, bastante mal lo ha pasado en su anterior vida, pues fue maltratado por cazadores, ahora está contento, pero está sufriendo muchos dolores que yo ya no puedo aliviarle. He pensado que esta tarde le llevaré a otro veterinario, le contaré su caso y hablaré muy seriamente sobre las opciones que tenemos, si me dice de intentar algún tratamiento distinto, bien, pero si me recomienda lo otro, no sé como voy a poder hacerlo y sobre todo no sé como podré superarlo. Por favor, necesito consuelo, lo estoy pasando muy, muy mal...no sé si mi perro sufre o no, pero yo lo estoy pasando de pena, me tiene destrozada de tanto darle vueltas. Gracias por leerme.

23 de agosto de 2010 a las 9:24


No sé si leeras esto, pues tu mensaje es de junio... Pero por si acaso.
Soluciones y vías, pocas te puedo dar porque el veterinario sabrá mejor que nadie como está tu perro.

Yo sólo te escribo porque me ha encantado tu mensaje, hasta se me han caído unas lágrimas. Es precioso ver como hay personas que tratan tan bien a los animales, aún siendo viejitos. Hace poco escuche sobre las personas que las personas ancianas parece que ya no tienen ningún sitio en la sociedad pues como que "no sirven".
Por favor, tanto animales como personas, no los dejemos abandonados a nuestros. No olvidemos que en el caso de animales lo que nos han querido, y en el caso de las personas todo lo que han dado por nosotros. Es de tener poco corazón. A parte, lo que no querais para vosotros no lo hagais con los demás.

Un diez para tí guapa!

1 likesMe gusta

30 de agosto de 2010 a las 12:06
En respuesta a cereza1231


No sé si leeras esto, pues tu mensaje es de junio... Pero por si acaso.
Soluciones y vías, pocas te puedo dar porque el veterinario sabrá mejor que nadie como está tu perro.

Yo sólo te escribo porque me ha encantado tu mensaje, hasta se me han caído unas lágrimas. Es precioso ver como hay personas que tratan tan bien a los animales, aún siendo viejitos. Hace poco escuche sobre las personas que las personas ancianas parece que ya no tienen ningún sitio en la sociedad pues como que "no sirven".
Por favor, tanto animales como personas, no los dejemos abandonados a nuestros. No olvidemos que en el caso de animales lo que nos han querido, y en el caso de las personas todo lo que han dado por nosotros. Es de tener poco corazón. A parte, lo que no querais para vosotros no lo hagais con los demás.

Un diez para tí guapa!

Gracias cereza1231, por tu respuesta.
Ha sido muy duro, pero mi perrito murió el 19 de Julio, probé un tratamiento nuevo, pero no dió resultado, empeoró aún mas y ya ni siquiera podía salir a la calle. Tomé la decisión, porque ya no era vida para él, sin poder levantarse, sin poder comer (el último mes apenas comió nada de nada), sin VIVIR la vida que se merecía. Egoistamente no quería, pero el vet me dijo que aquello ya no era calidad de vida. Le acompañé hasta su último suspiro y me despedí de él.
Le hecho muchisimo de menos.

1 likesMe gusta

Anteriores conversaciones

Conversaciones más activas

No te pierdas ni uno solo de nuestros tableros en Pinterest
pinterest

Un don excepcional

Compartir

Puede interesarte

Principio de la página