Foro / Ocio

Que el árbol no esconda el bosque

Última respuesta: 1 de octubre de 2002 a las 19:29
26/9/02 a las 12:11

Esta es la historia de un hombre que intentó desconectar del mundo durante unos días. Como siempre, antes de salir, se quitó el reloj y lo guardó. Tan bien guardado que, ahora, después del regreso no lo encuentra. Partió con la ilusión de no pensar en el tiempo, la mejor manera para no saber que este parón se acabaría. Partió con la ilusión de no tener nada pendiente, tan sólo hacer lo que en ese momento le apeteciese. Una vez en su lugar de destino, el tiempo se paró, o eso creía él, y con eso le bastaba, jugaba a engañarse a que el tiempo no transcurría. Ya despertaría de ese sueño, cuando llegase el momento. El hombre se sentía mucho más libre sin saber que día ni que hora era. Pero, en esta ocasión, el móvil sonó y sonó y tuvo que escuchar cosas que le obligarían a saber qué día de la semana era el siguiente, y tuvo que poner avisos en el móvil, para que le recordase llamadas que había que hacer, gestiones que realizar. Estaba en la playa, en el chiringuito, sin reloj, sí, pero con el móvil. Estaba tirado al sol, leyendo un libro, disfrutando del momento pero sabía que el móvil le observaba. Se bañaba y al regresar a la toalla, lo primero era secarse las manos para ver si tenía una llamada perdida o un mensaje.

El hombre empezó a pensar que las vacaciones así no valían la pena. No podía olvidarse del tiempo. Sí, no llevaba reloj pero, el móvil le recordaba lo que quería olvidar, no sólo las preocupaciones, sino qué día sería mañana. Se lamentaba, no disfrutaba como le gustaba. Pero a los pocos días se dio cuenta de que si no fuera por el móvil, no podría haber estado ahí. Sí, le recordaba el día y la hora y las obligaciones pero, gracias a él, podía moverse con facilidad, podía estar en el chiringuito, tomándose un pescadito frito, aunque le acompañase el móvil. Esta idea, le relajó, le sirvió para dejar de quejarse y disfrutar más sus vacaciones. Podía pasarse todo el tiempo que quisiese en una terraza desayunando, devorando periódicos. No tenía que ir a lo más importante para ahorrar tiempo, no leía el periódico para informarse, disfrutaba de la lectura. Podía entablar una conversación con alguien que, como él, estaba disfrutando de unos días de descanso, aunque el móvil le mirase.

No pudo tener unos días como quería, pero cuando le llamaba alguien y lo imaginaba trajeado en una oficina, lo imaginaba después de haberse movido por el tráfico, haberse enfadado por no encontrar aparcamiento y se paraba a pensar que él estaba en bañador tomándose unos pinchos, mirando un mar azul, el mare nostrum, su mare nostrum, se decía: ¿De qué te quejas? Los problemas, los inconvenientes, tienen el tamaño que nosotros queramos darle. Desde que el hombre se lo planteó así, fue mucho más sociable, conoció más gente, habló con gentes desconocidas con las que, sin haberse visto nunca, pudo aprender cosas nuevas.

El hombre pudo traerse muchas cosas dentro, pocos recuerdos en la maleta, muchos en la memoria y además sintió que había prendido algo más.


Esto podría ser el resumen de mis vacaciones

Marel

Ver también

26/9/02 a las 13:29

Y el hombre descubrió...
Que el móvil le permite hacer lo que más le gusta: comunicar. Que para estar cercan ya no es necesario estar al lado. Que no suena sólo para dar malas noticias, sino también muchas buenas. Que le da la oportunidad de decir, al fin, todo lo que quedó por decir y de comprender lo que quedó si explicar. Que puede seguir estando dónde ya no estás, alargar los brazos alrededor del mundo, ver a lo lejos y que le vean a él. Saber que puede contar con los demás y ellos con él. Que con el móvil puede pedir ayuda y ayudar. Que puede relajarse porque si algo ocurre ya le avisarán. Que mientras dure la pila hasta puede jugar y hacer todo lo que dicen en la publicidad. Que puede olvidarlo en el fondo del bolsillo porque él mismo vibra o suena. Que no le impide disfrutar de los que le rodean y de lo que tiene a mano. ¡Y lo mejor de todo, que nadie le obliga a contestar!

¡Unas vacaciones sin móvil no son vacaciones!

Lo mismo digo del reloj. Me encanta ver girar las horas como aspas de molino y yo ni caso. ¿Cuántas horas para un día, cuántos minutos para una hora? ¡Seguro más de mil! En vacaciones llevo de pulsera un reloj no muy preciso pero precioso, lo que escondo es el despertador...

dece

Me gusta

26/9/02 a las 14:28

Marel .....mi marel ,,,
... cuantas cosas nos dice el mirar un movil ,,, cuantos recuerdos en la mente ,, cuantos sueños que sin soñar deseamos ,,, cuantas vivencias ,,,, cuantas y cuantas aventuras ,,,,,,pero siempre sereno ,, siempre firme ,,, ,,aunque pierdas el reloj ,,, siempre tendras al tiempo contigo ,,,,, lo importante es que al paso de este no dejemos cosas pendientes
,,, -

un beso keka

Me gusta

26/9/02 a las 15:51

Lo pasaste bien!
Eso es lo importante!para eso estám las vacas,solo tengo algo que objetar,¿sois empresarios d moviles,keka,dece y tu? joerrr que publicidad gratuita a los dichosos chismes,tambien molestan a veces no?.
Un beso grande, Queco.

Me gusta

26/9/02 a las 21:35

Me encanta..
que hayas podido disfrutar de tus vacaciones, a pesar del movil. Yo disiento mucho con Dece, y que me disculpe, pero unas vacaciones con movil no son vacaciones...........
Solo he tenido tres dias este año de descanso, y el dichoso movil no ha parado...del despacho para historias que podian esperar, la familia como sabe que no estas en el trabajo, aun te controla más, te llama solo para decir ¿ donde estas, que haces?...
Como dice Kecof, referente a los empresarios de moviles, yo estoy en ese mundillo y sinceramente un poco cansada... Cuando tienes que comprar atendiendo a comerciales, ya no sabes que modelos va a querer la gente ( que cada vez es mas rara y caprichosa en relación a ese tema), segun que modelos pueden quedarte meses en la estanteria y luego cuando consigues venderlos, la gente solo viene a pedirte ese modelo... y a la hora de vender no te digo... poca gente viene comprando con ideas claras y quieren que tu les aconsejes, sin entender que no es facil, un movil se ha convertido en algo tan personal.. que no puedes aconsejar a la ligera,... tienes que mirar la edad del comprador, si es para un regalo, si tiene las manos demasiado grandes, si es para señora o caballero, si solo quiere llamar y que le llamen o por lo contrario va a ser parte inseparable del comprador y quiere que haga mil historias complicadas....

Sinceramente, lo primero que " me olvido " el fin de semana en la oficina es el movil y desde luego no vuelvo a buscarlo. El estar sin él es como estar un poco más libre. A veces de me dicen te he llamado y nunca contestas, escusas muchas: se me olvido en casa o en la oficina, me he quedado sin bateria, estaba atendiendo a un cliente y lo tenia en mi despacho y no lo he oido...

Desde que existen los moviles, creo que se ha perdido algo muy bello, la comunicación escrita..

Luego esta la otra parte bella de tu escrito, que es lo mejor que te puede pasar en unas vacaciones, traer muchos recuerdos en la memoria y pocos en la maleta, conocer a la gente del lugar, sus costumbres, su dia a dia.... sus calles, sus cafes, sus paisajes, su gastronomia y sobre todo, sus sentimientos....

Bueno no me enrollo más.. Por cierto alguien quiere que le venda un movil???????????

Besos Janana.

PD. me alegro mucho de tu vuelta, y te agradezco tus comentarios a tu anterior escrito...

Me gusta

26/9/02 a las 23:13
En respuesta a

Lo pasaste bien!
Eso es lo importante!para eso estám las vacas,solo tengo algo que objetar,¿sois empresarios d moviles,keka,dece y tu? joerrr que publicidad gratuita a los dichosos chismes,tambien molestan a veces no?.
Un beso grande, Queco.

Y a ti que?
En el infierno no necesitamos de eso, lo sabes?, pero que hipocrita eres, digna hemana mia
Averno

Me gusta

30/9/02 a las 12:59

Holas marel

He buscado tu historia porque te dije que nos lo contaras todo y ni siquiera te he dicho nada, me parece una bonita historia por lo bien contada pero estoy con dece que el movil y el reloj hay que llevarlos, mira pa llegar a tiempo al chiringuito pa saber las horas que se trasnonchan pa disfrutar cuando puedan ser las doce y decir que sigo durmiendo... y el movil fijate como quedas pa las fiestas y con los amigos y si quieres que te suban una pizza en fin que hasta para las vaciones vienen mu bien ¿o no? lo que si tiro por la ventana es el despertador como dice dece eso seguro y ademas con lo bien que te lo has pasado que mas da ¿no? le dao un toque de humor a tu historia que alo mejos no hace gracia pero por lo menos le sacao el lado bueno...

muchos besoss

Me gusta

30/9/02 a las 19:48

Que bien!!!!!
Yo te imagina tal y como estas en la foto que me enviaste en playera, tomando el sol,oyendo musica wow!!!! que rico!!!! me tomare unas vacaciones en Noviembre y espero que sean asi tambien pero no llevare mi movil, ni reloj para que sean mas completas, jajajajajaja
un beso y te quiero mucho.

Me gusta

1/10/02 a las 9:53
En respuesta a

Y el hombre descubrió...
Que el móvil le permite hacer lo que más le gusta: comunicar. Que para estar cercan ya no es necesario estar al lado. Que no suena sólo para dar malas noticias, sino también muchas buenas. Que le da la oportunidad de decir, al fin, todo lo que quedó por decir y de comprender lo que quedó si explicar. Que puede seguir estando dónde ya no estás, alargar los brazos alrededor del mundo, ver a lo lejos y que le vean a él. Saber que puede contar con los demás y ellos con él. Que con el móvil puede pedir ayuda y ayudar. Que puede relajarse porque si algo ocurre ya le avisarán. Que mientras dure la pila hasta puede jugar y hacer todo lo que dicen en la publicidad. Que puede olvidarlo en el fondo del bolsillo porque él mismo vibra o suena. Que no le impide disfrutar de los que le rodean y de lo que tiene a mano. ¡Y lo mejor de todo, que nadie le obliga a contestar!

¡Unas vacaciones sin móvil no son vacaciones!

Lo mismo digo del reloj. Me encanta ver girar las horas como aspas de molino y yo ni caso. ¿Cuántas horas para un día, cuántos minutos para una hora? ¡Seguro más de mil! En vacaciones llevo de pulsera un reloj no muy preciso pero precioso, lo que escondo es el despertador...

dece

¡¡¡como siempre.....
.....genial!!!!!!

¡Vaya manera de darle la vuelta a la tortilla!. ¡Así me gusta!

Pero no me convences. No hay mayor placer que no saber la hora, no condicionarte por eso pero, para gustos hay colores.

Besos

Marel

Me gusta

1/10/02 a las 9:57
En respuesta a

Marel .....mi marel ,,,
... cuantas cosas nos dice el mirar un movil ,,, cuantos recuerdos en la mente ,, cuantos sueños que sin soñar deseamos ,,, cuantas vivencias ,,,, cuantas y cuantas aventuras ,,,,,,pero siempre sereno ,, siempre firme ,,, ,,aunque pierdas el reloj ,,, siempre tendras al tiempo contigo ,,,,, lo importante es que al paso de este no dejemos cosas pendientes
,,, -

un beso keka

¡ay mi kekilla!!!!!!!!

Qué razón tienes. Lo importante es no dejar cosas pendientes, que con el paso del tiempo, miremos hacia atrás y no veamos un camino vacío, sino lleno de buenos momentos, experiencias, cariño, amor, gente que te aprecia y buenas obras.

Un besazo kekilla.

Marel

Me gusta

¿No puedes encontrar la respuesta?

1/10/02 a las 10:13

¿masoquismo?

De eso nada. Si te recuerda buenos momentos no es masoquismo, bueno, sí, tienes razón. En fin, ya ves, tenía ganas de compartir cosas, más que de machacaros,

Un abrazo

Marel

Me gusta

1/10/02 a las 10:30

Bueno....
... pues, la verdad es que me has hecho recapacitar sobre la utilidad de ese odioso aparato....

Siempre me haces recapacitar....

Un abrazo y bienvenido.
Tebeto.

Me gusta

1/10/02 a las 10:36
En respuesta a

Lo pasaste bien!
Eso es lo importante!para eso estám las vacas,solo tengo algo que objetar,¿sois empresarios d moviles,keka,dece y tu? joerrr que publicidad gratuita a los dichosos chismes,tambien molestan a veces no?.
Un beso grande, Queco.

¿empresario de móviles?

NOOOOOOOO!!!!!!!! No soy empresario de móviles, soy sufridor de ellos, bueno de móviles y fijos pero, es la vida.

El caso es que, sí, lo pasé muy bien.

Un beso queco

Marel

Me gusta

1/10/02 a las 10:45

Exactamente.......

Eso es lo que quería decir. No me quejo, me regaño a mí mismo, por no haber visto al principio lo positivo.

Un beso

Marel

Me gusta

1/10/02 a las 11:01
En respuesta a

Me encanta..
que hayas podido disfrutar de tus vacaciones, a pesar del movil. Yo disiento mucho con Dece, y que me disculpe, pero unas vacaciones con movil no son vacaciones...........
Solo he tenido tres dias este año de descanso, y el dichoso movil no ha parado...del despacho para historias que podian esperar, la familia como sabe que no estas en el trabajo, aun te controla más, te llama solo para decir ¿ donde estas, que haces?...
Como dice Kecof, referente a los empresarios de moviles, yo estoy en ese mundillo y sinceramente un poco cansada... Cuando tienes que comprar atendiendo a comerciales, ya no sabes que modelos va a querer la gente ( que cada vez es mas rara y caprichosa en relación a ese tema), segun que modelos pueden quedarte meses en la estanteria y luego cuando consigues venderlos, la gente solo viene a pedirte ese modelo... y a la hora de vender no te digo... poca gente viene comprando con ideas claras y quieren que tu les aconsejes, sin entender que no es facil, un movil se ha convertido en algo tan personal.. que no puedes aconsejar a la ligera,... tienes que mirar la edad del comprador, si es para un regalo, si tiene las manos demasiado grandes, si es para señora o caballero, si solo quiere llamar y que le llamen o por lo contrario va a ser parte inseparable del comprador y quiere que haga mil historias complicadas....

Sinceramente, lo primero que " me olvido " el fin de semana en la oficina es el movil y desde luego no vuelvo a buscarlo. El estar sin él es como estar un poco más libre. A veces de me dicen te he llamado y nunca contestas, escusas muchas: se me olvido en casa o en la oficina, me he quedado sin bateria, estaba atendiendo a un cliente y lo tenia en mi despacho y no lo he oido...

Desde que existen los moviles, creo que se ha perdido algo muy bello, la comunicación escrita..

Luego esta la otra parte bella de tu escrito, que es lo mejor que te puede pasar en unas vacaciones, traer muchos recuerdos en la memoria y pocos en la maleta, conocer a la gente del lugar, sus costumbres, su dia a dia.... sus calles, sus cafes, sus paisajes, su gastronomia y sobre todo, sus sentimientos....

Bueno no me enrollo más.. Por cierto alguien quiere que le venda un movil???????????

Besos Janana.

PD. me alegro mucho de tu vuelta, y te agradezco tus comentarios a tu anterior escrito...

Hola janana

¿Me puedes enseñar una sonrisa? ¡Vamos! Dime que sí, que hay motivos para sonreir.

No, no quiero móvil. Con dos me llega, más los fijos. Me persigue el teléfono. Todos mis trabajos, bueno casi todos, han estado demasiado unidos al teléfono. En una ocasión, al salir de trabajar fuimos a tomar algo. En el bar que estabamos sonó el teléfono y me di la vuelta para contestar ¿Qué te parece? ¿No es para odiarlos?

Un beso

Marel

Me gusta

1/10/02 a las 11:26
En respuesta a

Holas marel

He buscado tu historia porque te dije que nos lo contaras todo y ni siquiera te he dicho nada, me parece una bonita historia por lo bien contada pero estoy con dece que el movil y el reloj hay que llevarlos, mira pa llegar a tiempo al chiringuito pa saber las horas que se trasnonchan pa disfrutar cuando puedan ser las doce y decir que sigo durmiendo... y el movil fijate como quedas pa las fiestas y con los amigos y si quieres que te suban una pizza en fin que hasta para las vaciones vienen mu bien ¿o no? lo que si tiro por la ventana es el despertador como dice dece eso seguro y ademas con lo bien que te lo has pasado que mas da ¿no? le dao un toque de humor a tu historia que alo mejos no hace gracia pero por lo menos le sacao el lado bueno...

muchos besoss

No, no y mil veces no

No quiero saber a qué hora voy al chiringuito, no quiero saber si es la hora de comer, no quiero sabes cuánto he trasnochado, no quiero saber a qué hora me levanto. Sólo quiero saber que me quiero levantar, que quiero comer, que quiero trasnochar ¿Qué más da la hora que sea?

Me paso el año a contra reloj, condicionado por él tiempo, pendiente de alarmas para recordarme llamadas y citas. Necesito un respiro de todo eso cuando me voy de vacaciones.

Ah! y despertador? ¿En vacaciones? Ni de broma

Un beso

Marel

Me gusta

1/10/02 a las 11:36
En respuesta a

Que bien!!!!!
Yo te imagina tal y como estas en la foto que me enviaste en playera, tomando el sol,oyendo musica wow!!!! que rico!!!! me tomare unas vacaciones en Noviembre y espero que sean asi tambien pero no llevare mi movil, ni reloj para que sean mas completas, jajajajajaja
un beso y te quiero mucho.

Haces bien!!!!!!

No los lleves, ¡entiérralos! Vete libre de ataduras innecesarias. Disfruta que no hay horarios. Disfruta el placer de hacer las cosas porque te apetecen y no porque sea la hora de hacerlas.

Un besazoooooo

Marel

Me gusta

1/10/02 a las 11:40
En respuesta a

Bueno....
... pues, la verdad es que me has hecho recapacitar sobre la utilidad de ese odioso aparato....

Siempre me haces recapacitar....

Un abrazo y bienvenido.
Tebeto.

¡vaya.........
........ te hago recapacitar! Bueno, no me eches broncas, si te comes el coco Espero que sea para bien.

Un beso

Marel

Me gusta

1/10/02 a las 19:29

¿has cambiado el nick?
¿Y eso? Me gustaba mucho el otro, tenía un significado muy grande, snif! Bueno, me conformaré con que debajo del nick siga habiendo lo mismo.

Otros mil besos

Marel

Me gusta

Ultimas conversaciones
Videos, noticias, concursos y ¡muchas sorpresas!
facebook
ISDIN Si-Nails

ISDIN Si-Nails

Compartir