Foro / Ocio

Cuanto ganas papá????

Última respuesta: 30 de septiembre de 2002 a las 19:41
27/9/02 a las 17:05

Cuentan que una noche, cuando en la casa todos dormían, el pequeño de la casa se levantó de su cama y fue al cuarto de sus padres. Se colocó junto a la cama al lado de su papá y tirando de la manta lo despertó.
_ ¿Cuánto ganas, papá?
_ Eh?¿Cómo?_ preguntó el padre entre sueños.
_ Que cuánto ganas en el trabajo.
_ Hijo, son las 12 de la noche, andate a dormir.
_Sí papi, ya me voy, pero vos ¿cuánto ganas en tu trabajo?
El padre se incorporó en la cama y en un grito ahogado le ordenó:
_ ¡ Te vas a la cama inmediatamente,
esos no son temas para que vos preguntes! _
y extendió el dedo señalando la puerta.
El pequeño bajó la cabeza y se fue a su cuarto.
A la mañana siguiente el padre pensó que había sido demasiado severo con su hijo y que su curiosidad no merecía tanto reproche.
En un intento de reparar, en la cena el padre decidió contestarle a su hijo:
_ Respecto de la pregunta de anoche,, yo tengo un sueldo de 2800 pesos, pero con los descuentos me quedan unos 2200 pesos.
_ ¡Uhh! ? cuánto ganas, papi _ contestó Ernesto.
_ No tanto hijo, hay muchos gastos.
_ Ahh? y trabajás muchas horas.
_ Sí hijo, todo el día.
_ Ahh _ Asintió el chico, y siguió_
entonces vos tenés mucha plata, ¿no?
_ Basta de preguntas,
sos muy chiquito para estar hablando de plata.
Un silencio invadió la sala y callados todos se fueron a dormir.
Esa noche, una nueva visita interrumpió el sueño de sus padres.
Esta vez el niño traía un papel con números
garabateados en la mano.
_ Papi ¿vos me podes prestar 5 pesos?
_Hijo ?. ¡¡ son las 2 de la mañana!!_
se quejó el papá.
_ Sí pero ¿ me podes?
El padre no le permitió terminar con la frase.
_ Así que este era el tema por el cual estás preguntando tanto por el dinero , mocoso impertinente. Vete inmediatamente a la cama antes de que me enfade!!!!!! Fuera de aquí!!!!!.
A la cama.
Vamos.
Media hora después, quizás por la conciencia del exceso, quizás por la mediación de la madre o simplemente porque la culpa no lo dejaba dormir,
el padre fue al cuarto de su hijo.
Desde la puerta lo escuchó llorar en silencio.
Se sentó en su cama y le habló.
_ Perdoname si te grité,hijo mió , pero son las dos de la madrugada, toda la gente está durmiendo, no hay ningún negocio abierto, ¿ no podes esperar
hasta mañana?

_ Sí papá_ contestó el chico entre sollozos.
El padre se metió la mano en el bolsillo y sacó su billetera de donde extrajo un billete de cinco pesos.
_ Ahí tienes el dinero que me pediste.
El chico se enjugó las lágrimas con la sábana y saltó hasta su ropero, de ahí sacó una lata y de la lata unas monedas y unos pocos billetes de un peso.
Agregó los cinco pesos al lado del resto y contó con los dedos cuánto dinero tenía.
Después cogió el dinero entre las manos y la puso en la cama frente a su padre que lo miraba sonriendo.
_ Ahora sí_ dijo _ llego justo, nueve pesos con cincuenta centavos.
_ Muy bien hijo, ¿y qué vas a hacer con esa plata?

- ¿ Me vendes una hora de tu tiempo?

Ver también

29/9/02 a las 1:06

Buena moraleja la del cuento
¡Qué difícil resulta para algunas personas poner en primer lugar el bienestar real de un hijo, que no consiste en pagarle caprichos, ni juguetes, ni ropa cara, sino unas horas de cariño, de amistad y de intentar que se sientan parte integrante de la familia.

Felicitaciones por la lección que puedes darnos a más de uno.


Txaro López

Me gusta

29/9/02 a las 18:31

Querida lynet
Que sorpresa de final....
Y que lección más dura

Yo hace años unos seis aproximadamente, trabajaba en cinco sitios a la vez y mi jornada laboral se convertió en unas 12 horas fuera de casa de lunes a domingo. Lo necesitaba, pero mis hijos tambien y aunque lo sabia, no podía por menos que seguir trabajando, poco a poco fui dejando paulativamente los trabajos, hasta quedarme solo con el de mi jornada laboral normal, que hay dias que se extiende mas de lo debido, pero no es lo mismo.
Esos años no los recuperare jamas y solo deseo que no hayan dañado demasiado en la educación de mis hijos.
Solo puedo añadir que para paliar un poco el daño que les pude hacer, siempre desde la mayor de 21 años hasta la pequeña de 2, cuando se van a dormir me tumbo un rato en su cama y procuro que esos diez, cinco o quince minutos sean nuestros solo nuestros.. y nos contamos lo mas iportante del día, hay personas que dicen que esta costumbre mía de acostarme con ellos hasta que se duerman es exceso de protección y mimo. Yo considero que ya que no puedo estar con ellos durante el dia, por lo menos que tengan una madre y amiga a quien contar y yo tambien las pequeñas cosas del dia a dia...

Un gran beso Lynet.

Janana

Me gusta

30/9/02 a las 17:41

Hola joaquincito!!!!!
Pues la verdad no son mias todas estas reflexiones unas me las envian otras la saco de una web de reflexiones .... como crees si apenas tengo tiempo para pensar que comer jajajajaja no tengo cerebro para poetizar pero si me gusta mucho esta lectura y cada que veo y me gusta la comparto con mucho cariño con ustedes.
un beso

Me gusta

¿No puedes encontrar la respuesta?

30/9/02 a las 19:33
En respuesta a

Buena moraleja la del cuento
¡Qué difícil resulta para algunas personas poner en primer lugar el bienestar real de un hijo, que no consiste en pagarle caprichos, ni juguetes, ni ropa cara, sino unas horas de cariño, de amistad y de intentar que se sientan parte integrante de la familia.

Felicitaciones por la lección que puedes darnos a más de uno.


Txaro López

Si que tienes mucha razon!!!
pero estamos en mundo tan materialista que pensamos que eso es lo mejor, dandonos cuenta que por eso existen tanta delincuencia y otras secuelas mas.

Me gusta

30/9/02 a las 19:41
En respuesta a

Querida lynet
Que sorpresa de final....
Y que lección más dura

Yo hace años unos seis aproximadamente, trabajaba en cinco sitios a la vez y mi jornada laboral se convertió en unas 12 horas fuera de casa de lunes a domingo. Lo necesitaba, pero mis hijos tambien y aunque lo sabia, no podía por menos que seguir trabajando, poco a poco fui dejando paulativamente los trabajos, hasta quedarme solo con el de mi jornada laboral normal, que hay dias que se extiende mas de lo debido, pero no es lo mismo.
Esos años no los recuperare jamas y solo deseo que no hayan dañado demasiado en la educación de mis hijos.
Solo puedo añadir que para paliar un poco el daño que les pude hacer, siempre desde la mayor de 21 años hasta la pequeña de 2, cuando se van a dormir me tumbo un rato en su cama y procuro que esos diez, cinco o quince minutos sean nuestros solo nuestros.. y nos contamos lo mas iportante del día, hay personas que dicen que esta costumbre mía de acostarme con ellos hasta que se duerman es exceso de protección y mimo. Yo considero que ya que no puedo estar con ellos durante el dia, por lo menos que tengan una madre y amiga a quien contar y yo tambien las pequeñas cosas del dia a dia...

Un gran beso Lynet.

Janana

Hola linda!!!
yo tengo ese problema mis hijos lo cuida mi familia y yo trabajo por lo menos paso 12 horas fuera de casa, y a veces no los veo porque ya se durmieron sabes quisiera dejar de trabajar para estar mas con ellos, pero las obligaciones financieras no me lo permiten por ahora ; me recuerdo una cancion que dice:
No basta con creer lo que dice la gente
a tu hijo nunca le falta nada,
No basta porque cuando quiso hablar
de un problema le dijiste niño sera es muy tarde
No basta comprarle todo el auto nuevo de graduarse
NO basta porque cuando quiso un consejo
lo resolvio en la esquina
Si no te has dado cuenta ahora es un muchacho
mas grande y mas hermoso que tu.
bueno no me la puedo completa pero ne remuerde la conciencia porque es tan poco el tiempo, pero espero sea buen tiempo para con mis hij@s.

Me gusta

Ultimas conversaciones
ISDIN Si-Nails

ISDIN Si-Nails

Compartir
#instapic #picoftheday #Fashion #Beauty #Fitness #Deco
instagram