Foro / Ocio

Mi primer experiencia zoo con mi perro.

Última respuesta: 5 de abril de 2020 a las 6:08
6/7/19 a las 8:23

Esta es mi primer experiencia con mi perro, pedi opiniones y con los mensajes privados de las personas que lo han hecho decidi intentarlo.
Hoy estábamos en casa, mirando una película un poco aburrida. No soy muy fan de películas de acción ya que prefiero las romanticas. Estábamos recostados en la cama mi esposo, yo y sirius nuestro gran danés, sirius a los pies, los tres nos encontrábamos a gusto disfrutando de el día de ocio. Tenía mis pies sobre el lomo de sirius acariciandolo y rascandolo con los desos de mis pies, mi mano sobre la verga de mí esposo frotandola y jugando con la cabeza entre mis dedoa, que por cierto no la tenia del todo parada. Se la frotaba suave y lento (Las casadas sabrán De que hablo)y con mis pies acariciaba la panza y el lomo de sirius,bajé mis dos pies a la panza de sirius que se acomodó panza arriba de manera que supuse lo disfrutaba más. De pronto mire que su verga roja empezaba a salir, no era la primera ves que se la miraba, a veces al bañarlo y frotando su panza enjabonada se le salia por completo. Mire como poco a poco fue saliendo cada ves mas de su funda y aparecia su verga rojiza y brillosa, al parecer se excitaba con mis caricias a su panza. Fui acercando mis pies cada ves más a su funda y acariciaba sus testiculos que por cierto son bastante grandes y la piel estirada asi que se ven brillosos. Su verga roja esta ya toda de fuera y empezaba a rirar pequeñas gotas liqyidas y claras mohando mis pies.  Mi esposo mirando lo que yo hacia se en ves de molestarse o decirme algo se calentó ya que su verga se puso más dura y se empezó a mojar de líquido preseminal. Con mis manos frotaba la verga de mi marido que ya estaba bastante dura y con mis pies excitaba cada ves más a sirius que ya se había puesto bastante grande y gruesa su verga. Acerqué mi cara al estomago de mi marido y meti su mojada verga en mi boca, la mamaba y lamia sus huevos, mamaba y con mus pies que ya estaban bastantes mojados masturbaba a mi hermoso gran danes, solo de pensar en esa rojisima verga, lo gruesa , dura y brillosa que era yo me moje.  No aguante más y saque el pene de mi esposo y me acerqué a sirius, me axomode hasta tener de frente su verga, tenia venas por todos lados, tiraba gotitas de liquido, y se miraba como palpitaba, no pude esperar mas y meti su verga en mi boca, era la primera ves que yo hacia esto, se sentia tan prohibido, tan tabu que me excitaba aun mas, la mamaba y sirous soltaba pequeños chorros salados y bastante líquidos. Mientras yo le daba placer a nuestro perro mi esposo empezo a masajear mis nalgas y mi espalda, empezo a meter sus dedos en mi mojada ">vagina. Como era posible que no lo había intentado antes? Me habia perdido de todo esto no se si por asco o por miedo. Ricardo mi esposo me levanto de manera de quedar de perrito con el culo al aire pero yo sin dejar de mamar por un segundo a sirius, estaba hipnotizada, el sentir como crecia cada ves mas su verga en mi boca me ponia cada ves mas y mas excitada. Ricardo teniendome de perrito empezo a lamer mi vagina desde lo mas enfrente que podia hasta terminar en mi ano. De repente se levanto y comenzo a frotar su verga de arriba a abajo, y de repente la metio de golpe! me dolió poco pero era un dolor muy rico. Yo no paraba de mamar y de gemir, tenia una verga penetrandome de perrito y otra golpeando mi garganta llenandola de leche. sirius cada ves soltaba más semen y más gruesa se ponía su verga me tenía la barbilla y las comisuras de la boca llena de sus liquidos ligeramente salados. De repente sirius se levanto, pensé que ya no quería seguir disfrutando de mí boca, para mi sorpresa se fue hacia atras de mi y empezó a lamer mi vagina con la verga de mí esposo entrando y saliendo... su lengua es tan larga, áspera, y voluminosa. Lamia mis nalgas mi culo, y los labios estirados por la verga de mi esposo, no podía creer que tan rico era lo que estaba experimentando. Jamas habia sentido tanto placer y morbo. Mi esposo se que tambien disfrutaba de la lengua de mi amante perruno. Mi esposo sacó su verga y me la puso en los labios para que se la mamara y casi instantáneamente sirius trato de montarme. Se acomodó y empezó el punteo de su verga pero no daba con mi entrada vaginal, su verga mojada pegaba en mis nalgas, con mis manos le ayude a perfilarse y al sentir el mi agujero, empezo a bombear muy rapido y duro, sentí dolor ya que me partía en dos, su verga tan grande y gruesa, la rapidez con que me cojia!!  Sentía un calor emitiendo de su verga que jamas habia sentido antes, mi dolor casi de inmediato y tambien casi de inmediato me corri mas de una ves. Me vine varias veces mientras sirius me violentaba con su gruesa, grande y caliente verga. Mi marido seguia cojiendo mi boca, estaba super caliente ya que podia probar todo su liquido preseminal. Uno me follaba mi panochita y el otro mi garganta. De repente mi perro sé detuvo y se quedo quieto, empece a sentir como poco a poco me abría mis paredes vaginales, jamás había sentido algo igual, en ese preciso momento me corrí de nuevo!! Era tan rico tener la verga de mí esposo en la boca y el nudo de mí sirius en mi vagina. Mi esposo me saco su dura y grande verga de la boca, se puso detrás. Sirius montado en mi espalda que me había ya dejado razguñada al igual que mis piernas. Respiraba y jadeaba en mi nuca. Mi esposo no se como se acomodó y empezó a meter su verga también en mi vagina. El dolor era bastante, pero podían más mis depravados deseos. Logró meter la cabeza, la metía y la sacaba despacio, sirius no hacía un movimiento, pero yo sentia sus fuertes pulsaciones, poco a poco mi vagina se dilato, poco a poco el dolor se convertía en un placer descomunal. Poco a poco mi esposo empujo su verga hasta meterla toda. Sentía las dos adentró como si fuese una sola, sirius respiraba muy rapido, mi esposo bombeaba cada ves mas rudo, sentí en ese momento muy caliente y bastante apretado. Mis piernas y mis entrañas ardian, mis piernas por los razguños y mis entrañas por esas ricas vergas que tenia adentro. Todo era tan placentero que empecé a ">eyacular, si asi es a chorrearme. Mi esposo sacó su verga lentamente, supongo para no lastimarme, en eso sirius empezó a querer sacar su verga que estaba atorada dentro de mi, con un movimiento brusco y sin importarle mi dolor la sacó de golpe, se escuchó un ploop y salió leche caliente que resbalaba por mis piernas. Mi esposo hizo a nuestro perro a un lado, se acosto en la cama y me dijo que me subiera, lo monté, mi panochita pulsaba, arriba de el yo ya me sentia mas descansada, besaba a mi esposo mientras metia y sacaba su verga, Sirius el muy cabron al verme arriba de ricardo y agachada me volvio a montar, sabiendo que hacer punteaba y buscaba donde meter su rojiza verga, la metio de golpe en mi culo, grite de dolor, me habia penetrado de golpe. Dolor. Ardor. Placer. Dolor. Placer. Placer. Una ves mas tenía las dos adentró, pero esta ves una en cada orificio. Sirius bombeaba de una manera tan rapida que no me daba tiempo de moveeme, yo gemia y gritaba sentía mi culito abierto, muy estirado. Las dos vergas topaban adentro de mi al msmo tiempo. De pronto se detuvo y senti como mis paredes anales se estiraban completamente, la vrg de mi esposo presionaba de igual manera las paredes vaginales, el placer era inmenso, indescriptible, casi tan intenso como el dolor, mis orificios seguian estirandose y cada ves se sentia mas apretado y sin espacio. Sentía como pulsaban los dos adentró de mí. Senti una ves mas el calor de la leche de sirius y creo que mi esposo también la sintio por que en ese momento también termino adentro de mí. La verga de mí esposo lentamente fue perdiendo poco de su grosor y firmeza, pero para mi sorpresa, estaba abotonada con mi perro. Sentía espasmos que venían de la verga de sirius, pero el calor que emanaba era algo que no había experimentado. Mi esposo abajo de mí, yo montada, sirius en mi espalda, ninguno de los tres nos movimos, casi como un estilo de abotonamiento entre los tres. Nos besamos mi esposo y yo, cerca de ocho minutos después fue desminuyendo el nudo de sirius, y una ves más, sin decir agua va, la saco de golpe seguido por un plop y bastante leche, como era posible que pudiera tener tanta leche adentro de mi, el olor inconfundible del sexo con mi cachorro y mi esposo. Me quite de arriba de ricardo, mi vagina y mi culo pulsaban y me ardía. Sirius se acercó a lamerme las nalgas que tenia llenas de leche, su verga colgaba de su cuerpo, aún dura, y se miraba aún más gruesa que cuando empezamos, lo acerque, le puse su verga por detrás le dije a mi esposo que también se acercará, y los chupe a los dos hasta dejarlos limpios. Sin duda alguna esa a sido la mejor experiencia sexual de mí vida. Y sin duda alguna se los recomiendo.  Una ves probando querran seguir haciendolo.
 

Ver también

La respuesta más útil

17/3/20 a las 4:09
En respuesta a

Esta es mi primer experiencia con mi perro, pedi opiniones y con los mensajes privados de las personas que lo han hecho decidi intentarlo.
Hoy estábamos en casa, mirando una película un poco aburrida. No soy muy fan de películas de acción ya que prefiero las romanticas. Estábamos recostados en la cama mi esposo, yo y sirius nuestro gran danés, sirius a los pies, los tres nos encontrábamos a gusto disfrutando de el día de ocio. Tenía mis pies sobre el lomo de sirius acariciandolo y rascandolo con los desos de mis pies, mi mano sobre la verga de mí esposo frotandola y jugando con la cabeza entre mis dedoa, que por cierto no la tenia del todo parada. Se la frotaba suave y lento (Las casadas sabrán De que hablo)y con mis pies acariciaba la panza y el lomo de sirius,bajé mis dos pies a la panza de sirius que se acomodó panza arriba de manera que supuse lo disfrutaba más. De pronto mire que su verga roja empezaba a salir, no era la primera ves que se la miraba, a veces al bañarlo y frotando su panza enjabonada se le salia por completo. Mire como poco a poco fue saliendo cada ves mas de su funda y aparecia su verga rojiza y brillosa, al parecer se excitaba con mis caricias a su panza. Fui acercando mis pies cada ves más a su funda y acariciaba sus testiculos que por cierto son bastante grandes y la piel estirada asi que se ven brillosos. Su verga roja esta ya toda de fuera y empezaba a rirar pequeñas gotas liqyidas y claras mohando mis pies.  Mi esposo mirando lo que yo hacia se en ves de molestarse o decirme algo se calentó ya que su verga se puso más dura y se empezó a mojar de líquido preseminal. Con mis manos frotaba la verga de mi marido que ya estaba bastante dura y con mis pies excitaba cada ves más a sirius que ya se había puesto bastante grande y gruesa su verga. Acerqué mi cara al estomago de mi marido y meti su mojada verga en mi boca, la mamaba y lamia sus huevos, mamaba y con mus pies que ya estaban bastantes mojados masturbaba a mi hermoso gran danes, solo de pensar en esa rojisima verga, lo gruesa , dura y brillosa que era yo me moje.  No aguante más y saque el pene de mi esposo y me acerqué a sirius, me axomode hasta tener de frente su verga, tenia venas por todos lados, tiraba gotitas de liquido, y se miraba como palpitaba, no pude esperar mas y meti su verga en mi boca, era la primera ves que yo hacia esto, se sentia tan prohibido, tan tabu que me excitaba aun mas, la mamaba y sirous soltaba pequeños chorros salados y bastante líquidos. Mientras yo le daba placer a nuestro perro mi esposo empezo a masajear mis nalgas y mi espalda, empezo a meter sus dedos en mi mojada ">vagina. Como era posible que no lo había intentado antes? Me habia perdido de todo esto no se si por asco o por miedo. Ricardo mi esposo me levanto de manera de quedar de perrito con el culo al aire pero yo sin dejar de mamar por un segundo a sirius, estaba hipnotizada, el sentir como crecia cada ves mas su verga en mi boca me ponia cada ves mas y mas excitada. Ricardo teniendome de perrito empezo a lamer mi vagina desde lo mas enfrente que podia hasta terminar en mi ano. De repente se levanto y comenzo a frotar su verga de arriba a abajo, y de repente la metio de golpe! me dolió poco pero era un dolor muy rico. Yo no paraba de mamar y de gemir, tenia una verga penetrandome de perrito y otra golpeando mi garganta llenandola de leche. sirius cada ves soltaba más semen y más gruesa se ponía su verga me tenía la barbilla y las comisuras de la boca llena de sus liquidos ligeramente salados. De repente sirius se levanto, pensé que ya no quería seguir disfrutando de mí boca, para mi sorpresa se fue hacia atras de mi y empezó a lamer mi vagina con la verga de mí esposo entrando y saliendo... su lengua es tan larga, áspera, y voluminosa. Lamia mis nalgas mi culo, y los labios estirados por la verga de mi esposo, no podía creer que tan rico era lo que estaba experimentando. Jamas habia sentido tanto placer y morbo. Mi esposo se que tambien disfrutaba de la lengua de mi amante perruno. Mi esposo sacó su verga y me la puso en los labios para que se la mamara y casi instantáneamente sirius trato de montarme. Se acomodó y empezó el punteo de su verga pero no daba con mi entrada vaginal, su verga mojada pegaba en mis nalgas, con mis manos le ayude a perfilarse y al sentir el mi agujero, empezo a bombear muy rapido y duro, sentí dolor ya que me partía en dos, su verga tan grande y gruesa, la rapidez con que me cojia!!  Sentía un calor emitiendo de su verga que jamas habia sentido antes, mi dolor casi de inmediato y tambien casi de inmediato me corri mas de una ves. Me vine varias veces mientras sirius me violentaba con su gruesa, grande y caliente verga. Mi marido seguia cojiendo mi boca, estaba super caliente ya que podia probar todo su liquido preseminal. Uno me follaba mi panochita y el otro mi garganta. De repente mi perro sé detuvo y se quedo quieto, empece a sentir como poco a poco me abría mis paredes vaginales, jamás había sentido algo igual, en ese preciso momento me corrí de nuevo!! Era tan rico tener la verga de mí esposo en la boca y el nudo de mí sirius en mi vagina. Mi esposo me saco su dura y grande verga de la boca, se puso detrás. Sirius montado en mi espalda que me había ya dejado razguñada al igual que mis piernas. Respiraba y jadeaba en mi nuca. Mi esposo no se como se acomodó y empezó a meter su verga también en mi vagina. El dolor era bastante, pero podían más mis depravados deseos. Logró meter la cabeza, la metía y la sacaba despacio, sirius no hacía un movimiento, pero yo sentia sus fuertes pulsaciones, poco a poco mi vagina se dilato, poco a poco el dolor se convertía en un placer descomunal. Poco a poco mi esposo empujo su verga hasta meterla toda. Sentía las dos adentró como si fuese una sola, sirius respiraba muy rapido, mi esposo bombeaba cada ves mas rudo, sentí en ese momento muy caliente y bastante apretado. Mis piernas y mis entrañas ardian, mis piernas por los razguños y mis entrañas por esas ricas vergas que tenia adentro. Todo era tan placentero que empecé a ">eyacular, si asi es a chorrearme. Mi esposo sacó su verga lentamente, supongo para no lastimarme, en eso sirius empezó a querer sacar su verga que estaba atorada dentro de mi, con un movimiento brusco y sin importarle mi dolor la sacó de golpe, se escuchó un ploop y salió leche caliente que resbalaba por mis piernas. Mi esposo hizo a nuestro perro a un lado, se acosto en la cama y me dijo que me subiera, lo monté, mi panochita pulsaba, arriba de el yo ya me sentia mas descansada, besaba a mi esposo mientras metia y sacaba su verga, Sirius el muy cabron al verme arriba de ricardo y agachada me volvio a montar, sabiendo que hacer punteaba y buscaba donde meter su rojiza verga, la metio de golpe en mi culo, grite de dolor, me habia penetrado de golpe. Dolor. Ardor. Placer. Dolor. Placer. Placer. Una ves mas tenía las dos adentró, pero esta ves una en cada orificio. Sirius bombeaba de una manera tan rapida que no me daba tiempo de moveeme, yo gemia y gritaba sentía mi culito abierto, muy estirado. Las dos vergas topaban adentro de mi al msmo tiempo. De pronto se detuvo y senti como mis paredes anales se estiraban completamente, la vrg de mi esposo presionaba de igual manera las paredes vaginales, el placer era inmenso, indescriptible, casi tan intenso como el dolor, mis orificios seguian estirandose y cada ves se sentia mas apretado y sin espacio. Sentía como pulsaban los dos adentró de mí. Senti una ves mas el calor de la leche de sirius y creo que mi esposo también la sintio por que en ese momento también termino adentro de mí. La verga de mí esposo lentamente fue perdiendo poco de su grosor y firmeza, pero para mi sorpresa, estaba abotonada con mi perro. Sentía espasmos que venían de la verga de sirius, pero el calor que emanaba era algo que no había experimentado. Mi esposo abajo de mí, yo montada, sirius en mi espalda, ninguno de los tres nos movimos, casi como un estilo de abotonamiento entre los tres. Nos besamos mi esposo y yo, cerca de ocho minutos después fue desminuyendo el nudo de sirius, y una ves más, sin decir agua va, la saco de golpe seguido por un plop y bastante leche, como era posible que pudiera tener tanta leche adentro de mi, el olor inconfundible del sexo con mi cachorro y mi esposo. Me quite de arriba de ricardo, mi vagina y mi culo pulsaban y me ardía. Sirius se acercó a lamerme las nalgas que tenia llenas de leche, su verga colgaba de su cuerpo, aún dura, y se miraba aún más gruesa que cuando empezamos, lo acerque, le puse su verga por detrás le dije a mi esposo que también se acercará, y los chupe a los dos hasta dejarlos limpios. Sin duda alguna esa a sido la mejor experiencia sexual de mí vida. Y sin duda alguna se los recomiendo.  Una ves probando querran seguir haciendolo.
 

Que buena experiencia quede re exitado!! Lo volvieron a hacer?? 

Me gusta

6/7/19 a las 8:35

Que rica historia, quisiera poder vivir algo parecido 

Me gusta

6/7/19 a las 15:44

Pues si tienes un perro la puedes vivir.. Y si no. Pues no es dificil conseguir uno. 

Me gusta

20/8/19 a las 4:59

Te juro que me súper mojé con tu historia 

Me gusta

¿No puedes encontrar la respuesta?

17/3/20 a las 4:09
Mejor respuesta
En respuesta a

Esta es mi primer experiencia con mi perro, pedi opiniones y con los mensajes privados de las personas que lo han hecho decidi intentarlo.
Hoy estábamos en casa, mirando una película un poco aburrida. No soy muy fan de películas de acción ya que prefiero las romanticas. Estábamos recostados en la cama mi esposo, yo y sirius nuestro gran danés, sirius a los pies, los tres nos encontrábamos a gusto disfrutando de el día de ocio. Tenía mis pies sobre el lomo de sirius acariciandolo y rascandolo con los desos de mis pies, mi mano sobre la verga de mí esposo frotandola y jugando con la cabeza entre mis dedoa, que por cierto no la tenia del todo parada. Se la frotaba suave y lento (Las casadas sabrán De que hablo)y con mis pies acariciaba la panza y el lomo de sirius,bajé mis dos pies a la panza de sirius que se acomodó panza arriba de manera que supuse lo disfrutaba más. De pronto mire que su verga roja empezaba a salir, no era la primera ves que se la miraba, a veces al bañarlo y frotando su panza enjabonada se le salia por completo. Mire como poco a poco fue saliendo cada ves mas de su funda y aparecia su verga rojiza y brillosa, al parecer se excitaba con mis caricias a su panza. Fui acercando mis pies cada ves más a su funda y acariciaba sus testiculos que por cierto son bastante grandes y la piel estirada asi que se ven brillosos. Su verga roja esta ya toda de fuera y empezaba a rirar pequeñas gotas liqyidas y claras mohando mis pies.  Mi esposo mirando lo que yo hacia se en ves de molestarse o decirme algo se calentó ya que su verga se puso más dura y se empezó a mojar de líquido preseminal. Con mis manos frotaba la verga de mi marido que ya estaba bastante dura y con mis pies excitaba cada ves más a sirius que ya se había puesto bastante grande y gruesa su verga. Acerqué mi cara al estomago de mi marido y meti su mojada verga en mi boca, la mamaba y lamia sus huevos, mamaba y con mus pies que ya estaban bastantes mojados masturbaba a mi hermoso gran danes, solo de pensar en esa rojisima verga, lo gruesa , dura y brillosa que era yo me moje.  No aguante más y saque el pene de mi esposo y me acerqué a sirius, me axomode hasta tener de frente su verga, tenia venas por todos lados, tiraba gotitas de liquido, y se miraba como palpitaba, no pude esperar mas y meti su verga en mi boca, era la primera ves que yo hacia esto, se sentia tan prohibido, tan tabu que me excitaba aun mas, la mamaba y sirous soltaba pequeños chorros salados y bastante líquidos. Mientras yo le daba placer a nuestro perro mi esposo empezo a masajear mis nalgas y mi espalda, empezo a meter sus dedos en mi mojada ">vagina. Como era posible que no lo había intentado antes? Me habia perdido de todo esto no se si por asco o por miedo. Ricardo mi esposo me levanto de manera de quedar de perrito con el culo al aire pero yo sin dejar de mamar por un segundo a sirius, estaba hipnotizada, el sentir como crecia cada ves mas su verga en mi boca me ponia cada ves mas y mas excitada. Ricardo teniendome de perrito empezo a lamer mi vagina desde lo mas enfrente que podia hasta terminar en mi ano. De repente se levanto y comenzo a frotar su verga de arriba a abajo, y de repente la metio de golpe! me dolió poco pero era un dolor muy rico. Yo no paraba de mamar y de gemir, tenia una verga penetrandome de perrito y otra golpeando mi garganta llenandola de leche. sirius cada ves soltaba más semen y más gruesa se ponía su verga me tenía la barbilla y las comisuras de la boca llena de sus liquidos ligeramente salados. De repente sirius se levanto, pensé que ya no quería seguir disfrutando de mí boca, para mi sorpresa se fue hacia atras de mi y empezó a lamer mi vagina con la verga de mí esposo entrando y saliendo... su lengua es tan larga, áspera, y voluminosa. Lamia mis nalgas mi culo, y los labios estirados por la verga de mi esposo, no podía creer que tan rico era lo que estaba experimentando. Jamas habia sentido tanto placer y morbo. Mi esposo se que tambien disfrutaba de la lengua de mi amante perruno. Mi esposo sacó su verga y me la puso en los labios para que se la mamara y casi instantáneamente sirius trato de montarme. Se acomodó y empezó el punteo de su verga pero no daba con mi entrada vaginal, su verga mojada pegaba en mis nalgas, con mis manos le ayude a perfilarse y al sentir el mi agujero, empezo a bombear muy rapido y duro, sentí dolor ya que me partía en dos, su verga tan grande y gruesa, la rapidez con que me cojia!!  Sentía un calor emitiendo de su verga que jamas habia sentido antes, mi dolor casi de inmediato y tambien casi de inmediato me corri mas de una ves. Me vine varias veces mientras sirius me violentaba con su gruesa, grande y caliente verga. Mi marido seguia cojiendo mi boca, estaba super caliente ya que podia probar todo su liquido preseminal. Uno me follaba mi panochita y el otro mi garganta. De repente mi perro sé detuvo y se quedo quieto, empece a sentir como poco a poco me abría mis paredes vaginales, jamás había sentido algo igual, en ese preciso momento me corrí de nuevo!! Era tan rico tener la verga de mí esposo en la boca y el nudo de mí sirius en mi vagina. Mi esposo me saco su dura y grande verga de la boca, se puso detrás. Sirius montado en mi espalda que me había ya dejado razguñada al igual que mis piernas. Respiraba y jadeaba en mi nuca. Mi esposo no se como se acomodó y empezó a meter su verga también en mi vagina. El dolor era bastante, pero podían más mis depravados deseos. Logró meter la cabeza, la metía y la sacaba despacio, sirius no hacía un movimiento, pero yo sentia sus fuertes pulsaciones, poco a poco mi vagina se dilato, poco a poco el dolor se convertía en un placer descomunal. Poco a poco mi esposo empujo su verga hasta meterla toda. Sentía las dos adentró como si fuese una sola, sirius respiraba muy rapido, mi esposo bombeaba cada ves mas rudo, sentí en ese momento muy caliente y bastante apretado. Mis piernas y mis entrañas ardian, mis piernas por los razguños y mis entrañas por esas ricas vergas que tenia adentro. Todo era tan placentero que empecé a ">eyacular, si asi es a chorrearme. Mi esposo sacó su verga lentamente, supongo para no lastimarme, en eso sirius empezó a querer sacar su verga que estaba atorada dentro de mi, con un movimiento brusco y sin importarle mi dolor la sacó de golpe, se escuchó un ploop y salió leche caliente que resbalaba por mis piernas. Mi esposo hizo a nuestro perro a un lado, se acosto en la cama y me dijo que me subiera, lo monté, mi panochita pulsaba, arriba de el yo ya me sentia mas descansada, besaba a mi esposo mientras metia y sacaba su verga, Sirius el muy cabron al verme arriba de ricardo y agachada me volvio a montar, sabiendo que hacer punteaba y buscaba donde meter su rojiza verga, la metio de golpe en mi culo, grite de dolor, me habia penetrado de golpe. Dolor. Ardor. Placer. Dolor. Placer. Placer. Una ves mas tenía las dos adentró, pero esta ves una en cada orificio. Sirius bombeaba de una manera tan rapida que no me daba tiempo de moveeme, yo gemia y gritaba sentía mi culito abierto, muy estirado. Las dos vergas topaban adentro de mi al msmo tiempo. De pronto se detuvo y senti como mis paredes anales se estiraban completamente, la vrg de mi esposo presionaba de igual manera las paredes vaginales, el placer era inmenso, indescriptible, casi tan intenso como el dolor, mis orificios seguian estirandose y cada ves se sentia mas apretado y sin espacio. Sentía como pulsaban los dos adentró de mí. Senti una ves mas el calor de la leche de sirius y creo que mi esposo también la sintio por que en ese momento también termino adentro de mí. La verga de mí esposo lentamente fue perdiendo poco de su grosor y firmeza, pero para mi sorpresa, estaba abotonada con mi perro. Sentía espasmos que venían de la verga de sirius, pero el calor que emanaba era algo que no había experimentado. Mi esposo abajo de mí, yo montada, sirius en mi espalda, ninguno de los tres nos movimos, casi como un estilo de abotonamiento entre los tres. Nos besamos mi esposo y yo, cerca de ocho minutos después fue desminuyendo el nudo de sirius, y una ves más, sin decir agua va, la saco de golpe seguido por un plop y bastante leche, como era posible que pudiera tener tanta leche adentro de mi, el olor inconfundible del sexo con mi cachorro y mi esposo. Me quite de arriba de ricardo, mi vagina y mi culo pulsaban y me ardía. Sirius se acercó a lamerme las nalgas que tenia llenas de leche, su verga colgaba de su cuerpo, aún dura, y se miraba aún más gruesa que cuando empezamos, lo acerque, le puse su verga por detrás le dije a mi esposo que también se acercará, y los chupe a los dos hasta dejarlos limpios. Sin duda alguna esa a sido la mejor experiencia sexual de mí vida. Y sin duda alguna se los recomiendo.  Una ves probando querran seguir haciendolo.
 

Que buena experiencia quede re exitado!! Lo volvieron a hacer?? 

Me gusta

5/4/20 a las 6:08
En respuesta a

Pues si tienes un perro la puedes vivir.. Y si no. Pues no es dificil conseguir uno. 

Por que no me prestas tu perro y te vienes con el y asi experimentamos lis tres wapa. Se ve que eres bien warra en la cama y eao me encanta. Un besazo

1 -Me gusta

Ultimas conversaciones
ISDIN Si-Nails

ISDIN Si-Nails

Compartir
#instapic #picoftheday #Fashion #Beauty #Fitness #Deco
instagram